Select Page

Corte de pajecitos y damitas, una tradición renovada

Corte de pajecitos y damitas,  una tradición renovada

Los pequeños ayudantes de la boda y las bellas damas de honor asumen uno de los roles más importantes y privilegiados en la boda. La entrada al altar con lluvia de pétalos, la calidez de la bienvenida a los invitados, la organización de la despedida de soltera, llevar la cola del vestido, entregar las argollas, entre otros detalles, están a cargo del cortejo nupcial.
Con la asesoría de Nory Rueda – Wedding Planner

Fredy Castellanos Herreño y Erika Giraldo López, brillaron junto al ramillete de damas de honor en la Mansión Casa Blanca.

Fredy Castellanos Herreño y Erika Giraldo López, brillaron junto al ramillete de damas de honor en la Mansión Casa Blanca. Foto: Herman Eslava / Cortesía

Desde la Edad Media los pajecitos y las damas de honor han ganado un lugar especial en la celebración del matrimonio.
Desde ese entonces se tomó como tradición vestir a los niños de una manera especial en sintonía con los novios, además de ser denominados como pajes. Las damas de honor y los pajecitos sobresalen como compañeros de la novia desde tiempos remotos.
Esta tradición renovada con el tiempo ha permitido que los vestidos de los novios sean más livianos, mientras que las tareas de los pajes y las damas se enfoquen en otras ocupaciones como entregar las arras, hacer calle de honor a los novios, embellecer a la novia, ubicar a los invitados, entre otros pormenores.

Tendencia en vestuario
Los pajecitos por lo general visten muy similar al novio o con trajes de pantalón corto, tirantes y hasta gorras e incluso tenis; las niñas en el tono de la novia y con algún detalle en el color de las damas o flores principales.
Las damas de honor usan trajes en tonos variados de distinto o igual diseño, los colores deben concordar con los detalles de la decoración o el color elegido para la boda; además, si todas usan el mismo estilo de vestido, el color debe ser igual y con la misma medida de alto.

Foto: Herman Eslava / Cortesía

Foto: Herman Eslava / Cortesía

 

Al escoger tus damas y pajecitos…
– Nombra a las personas más cercanas a ti.
– Que los pajecitos sean mayores de 4 años.
– Háblales con anticipación de lo bello de ser elegidos para tal rol.
– Asegúrate de que vivan en la misma ciudad, para facilitar las pruebas de traje.
– Dale a cada dama una responsabilidad y evita que su vestido sea más llamativo que el de la novia.
– Ensayen con anticipación a la boda.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Edición impresa