Select Page

Boda caribeña, romanticismo en el aire

Boda caribeña, romanticismo en el aire

Ambientar un matrimonio con playa, atardecer y mar podría parecer una ‘misión imposible’ de encontrarse muy lejos de una zona costera, sin embargo, la creatividad será su aliada para hacer realidad este sueño.

Ana Yulieth y Manuel David

Ambientación caribeña por la wedding planner, Nory Rueda, para los novios Ana Yulieth Romero y Manuel David Cantillo, quienes contraerán próximamente matrimonio.

“Es posible hacer un matrimonio de este tipo cuando se cuenta con hermosos lugares campestres que puedan prestarse para recrear una playa y, mejor aún, si se cuenta con un lago para tener lanchas, que decoradas con flores y colores verdes permitan la entrada imponente de la novia en una simulación de muelle”, afirma Nory Rueda, Wedding Planner.
Para esta experta, lo ideal es buscar un espacio libre en el que se pueda simular una playa y que allí esté el arco de flores, velos y follaje bajo el que la pareja contraerá nupcias; además, que haya una alfombra de yute, una estera o camino de pétalos, como sea el gusto, y que el mobiliario esté acompañado de antorchas, fanales y velas.

Club Náutico Acuarela

Caribe a flor de piel
Lo ideal es que la boda comience en la tarde para que los novios e invitados puedan disfrutar del atardecer. Así mismo, son infaltables las bebidas granizadas refrescantes, las frutas tropicales, ya sean como decoración o pasabocas. La cáscara de coco, por ejemplo, podrá servir para adornar las mesas, así lo indica Juan Carlos Parra Lozano, director de una empresa de logística, producción y decoración de eventos en la ciudad.
“Todo es un núcleo integrador en la decoración de este tipo de boda. Son muy importantes los colores vivos de las flores para que resalten y den un punto alegre y original, estas serán el toque llamativo, pues el blanco en los velos y demás es lo que primará en estos matrimonios”, puntualiza el experto.
Contar con una pérgola podrá ser muy útil para proteger el escenario donde se realizará la unión, pues decorado con telas y flores dará un toque único y cubrirá a los invitados del sol.

Sonia Sierra y Luis Aguilar

Síguenos en Facebook

Edición impresa