Select Page

Vintage, una mirada retro al amor

Vintage, una mirada retro al amor

Esta es una temática decorativa que no pierde vigencia y que toma cada vez más fuerza, pues su esencia está basada en hacerle un sensible homenaje al amor, lo que finalmente desean los futuros esposos en el día más especial de sus vidas.

Decoración Dmente Creativos

Evocar los sentimientos más profundos de los novios a través de una decoración nostálgica y romántica es la principal característica de una boda vintage. Este tipo de decoración le permitirá a los nuevos esposos, a través de objetos antiguos, flores delicadas y pequeños detalles, contar su historia de amor.
La clave cuando se elige este tipo de decoración es que los novios, guiados por expertos en el tema, escojan muy bien los elementos que desean en tan especial día, pues estos son los que permitirán que los invitados se conecten con la mágica atmósfera que se quiere proyectar.
“Para materializar este concepto nos apoyamos en una gama de colores suaves, el mobiliario es muy importante, las flores y todos aquellos detalles que marcarán, en sitios estratégicos, el encanto de tu boda”, explica Carolina Rojas, diseñadora floral y gerente de una empresa de decoración.

Lo antiguo, más que una moda

Los novios deben tener claro que un matrimonio vintage es más clásico y creativo, razón por la que no deben decidirse por este por una simple moda; se trata de todo lo contrario, una inspiración de lo que ha sido su relación amorosa, la cual será ‘entretejida’ en la decoración.
“Lo vintage es una idea romántica y al evocar sentimientos nostálgicos hace que la gente se identifique con esta. Los colores, la calidad, la sencillez, lo sutil y lo suave, hacen que sea un tema que le viene bien a muchas parejas. Resalta el amor pastel, lo ‘cursi’ sin que sea del todo ‘cursi’ y lo misterioso de la época antigua”, afirman Alejandro Martínez y Angélica Bustamante, diseñadores de arte, especialistas en decoración alternativa de matrimonios.
Estos expertos resaltan que a la hora de decorar se debe tener una guía para no caer en excesos y terminar con unos espacios saturados de cosas sin ningún sentido.

Los elementos viejos son los que escribirán los recuerdos que resulten de ese día especial, por lo que es vital hacer una preselección de lo que se utilizará para la ocasión.

La cámara decoración

Creatividad, la aliada del amor
Aunque hay algunos objetos que se consideran propios de una decoración vintage, para los expertos no hay límites, pues es la creatividad la que da la pauta.
«No hay elementos que definan completamente este estilo, se puede tomar cualquier objeto que haya pertenecido a alguien cercano o un objeto desgastado que le pueda dar el toque retro, romántico y que tenga algo por contar» dicen Angélica Bustamante y Alejandro Martínez, decoradores de bodas alternativas.

Para hacer de su día un ‘cuento de hadas’ permita que lo asesoren las personas con experiencia en decoración o un wedding planner profesional.

La cámara decoración vintage

Una boda para los más clásicos
«Para aquellas parejas que deseen una boda con muchos detalles que hablen de ellos mismos, lo vintage es una excelente opción porque les permite jugar con elementos íntimos, como fotografías personales. Es una temática un poco más ligera que permite liberarse de la tensión normal de un evento de esa magnitud», explica Carolina Rojas, experta en decoración de matrimonios.
La feliz pareja podrá tener toda una gama de colores pasteles que usará en su día; además, las flores más acertadas son las margaritas y gipsofilia, rosas cecilias y demás espigas de tipo silvestre que alegran y visten cualquier espacio.
Las pizarras con mensajes de amor son un detalle especial, mientras que la iluminación con faroles y velas dearán un toque encantador.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Edición impresa