Select Page

Que todo esté dispuesto con protocolo

Que todo esté dispuesto con protocolo

Pasó la celebración litúrgica en la que los dos novios se unieron en matrimonio.

Luego de este importante paso sigue la recepción o fiesta de gala para celebrar la unión de los nuevos esposos. En este aspecto es importante tener en claro la atención de los invitados en el salón dispuesto para la ocasión, y en este aspecto prima la voluntad de los novios para el respectivo protocolo.

La sobriedad en cada detalle primó en el matrimonio de Santiago Pinilla Valdivieso y Paula Andrea Narváez Rubiano, cuya recepción se realizó en Ruitoque Club. - Fotos: Enrique Flórez / Suministradas

La sobriedad en cada detalle primó en el matrimonio de Santiago Pinilla Valdivieso y Paula Andrea Narváez Rubiano, cuya recepción se realizó en Ruitoque Club. - Fotos: Enrique Flórez / Suministradas

Según la tendencia actual estos son los pasos a seguir en una recepción (campestre o recinto cerrado) de acuerdo con Jorge Cortissoz Cabrera, gerente general de un hostal que atiende estas celebraciones.

– Una vez todos los invitados se han acercado a felicitar a los novios se destapan las botellas de champán y se reparte. El padre de la novia es la persona que hace el brindis de felicitación y bienvenida a los invitados. Se reparten los pasabocas. Se acompaña con música suave, violines o saxofón. Se escoge el licor dependiendo del tema de la boda.

– Una vez se termina el brindis los invitados son guiados al salón de la recepción y se les ubica en las mesas que han sido asignadas. Los novios se dirigen a los jardines para que les tomen fotos.

– Cuando los novios ingresan al salón, los meseros los están esperando con una corte de saludo y la orquesta toca una canción que ha sido seleccionada por ellos, y saludan nuevamente a los invitados. A veces bailan de una vez el vals. Se dirigen a las mesas para tomar fotos con sus invitados. Suena música ambiente.

– Terminando las fotos en las mesas los novios se ubican en la mesa principal con sus padres y luego se inicia la servida de la cena a los novios y demás invitados. Se sirve vino con el plato fuerte, terminada la comida se sirve el ponqué con más champán o con más vino.

– La orquesta inicia con una tanda de música alegre o con el vals, los meseros reparten los licores whisky, vino y champán.

– De acuerdo con los gustos de los novios se presenta algún espectáculo o cantante para animar a los invitados.

– Una boda normalmente dura ocho horas, pero dependiendo de la animación y presupuesto de licores y música se puede ampliar una o dos horas más.

Enviar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Edición impresa