Select Page

Música que entona un sentimiento

Música que entona un sentimiento
Al ritmo del amor disfrutaron Julie Carolina Omaña García y Juan José Serrano Calderón su fiesta de matrimonio. - Foto: Luis Soto / Cortesía

Al ritmo del amor disfrutaron Julie Carolina Omaña García y Juan José Serrano Calderón su fiesta de matrimonio. – Foto: Luis Soto / Cortesía

Hay quienes creen que la vida sin música no es vida. Tal vez lo digan porque todos los grandes momentos de nuestra vida han sido marcados por la música o, porque a su vez, hay tonadas que se quedan en la mente y evocan sentimientos. Por eso, las bodas no están exentas de las melodías y estas marcan un punto más que importante en el desarrollo de esta ocasión tan especial.

Haga memoria, recuerde los momentos más preciados de su vida, ¿a qué le suenan? Sí, siempre tienen una melodía, algunos recuerdos más nítidos que otros, algunas tonadas más frescas que otras. Quizás por eso sea tan importante este elemento en un día como el de la boda, porque ese recuerdo merece el mejor acompañamiento.

La clave está en saber elegir para darle identidad musical a la boda. Hay que prepararse con suficiente anticipación para que esta elección no sea apurada y deje satisfechos a los novios y a los invitados. En la ciudad hay un amplio número de agrupaciones y orquestas dedicadas a darle a esta ocasión un toque único y especial.

Sergio Bautista y Jessica Tatiana Duque se gozaron su celebración. Es claro que la alegría marcó este encuentro. - Foto: Mario Hernández Jr. / Cortesía

Sergio Bautista y Jessica Tatiana Duque se gozaron su celebración. Es claro que la alegría marcó este encuentro. – Foto: Mario Hernández Jr. / Cortesía

Lo dicen los expertos

Hay recomendaciones especiales que vale la pena escuchar. Alberto Ardila, director de Misión Secreta, considera que “en Bucaramanga hay muchísimo talento, los novios deben saber elegir qué orquesta o qué agrupación se adhiere mejor al carácter de los novios y a lo que se busca en la boda. Como es un evento de tanto nivel hay que ser muy cuidadosos y siempre procurar lo mejor”.

A su vez, Derly Pineda de la orquesta Mozambique, recomienda que los novios tengan especial atención con su decisión ya que “deben asegurarse que todos sean de verdad músicos profesionales y que se toque música en vivo, eso le da clase y estilo a la presentación”. Acuñado a esto, es importante además que los novios sean capaces de imprimirle a la música de la boda su toque personal y que la consideren como un aspecto vital de la fiesta.

Una atmósfera de alegría y diversión se vivió en la celebración de bodas de Tatiana Jerez y Aldemar Rueda Navarro. Así disfrutaron de cada nota musical. - Foto: Mario Hernández Jr. / Cortesía

Una atmósfera de alegría y diversión se vivió en la celebración de bodas de Tatiana Jerez y Aldemar Rueda Navarro. Así disfrutaron de cada nota musical. – Foto: Mario Hernández Jr. / Cortesía

Melodías que dan identidad

Hay tonadas para cada momento y representan algo en particular. Todas y cada una de las notas de una canción tienen sentido para un escenario en particular.

Para Ricardo Pinto de la agrupación Son de la Cuesta, hay que pensar en que cada espacio necesita una musicalización especial. “Para la ceremonia religiosa sería acertado una soprano o un tenor, acompañado de un coro o un grupo con instrumentación en vivo; ya para la recepción lo mejor es un grupo o una orquesta teniendo en cuenta lo que se quiera, ambientación o baile; son cubano, bolero, balada y música tropical, entre otras”.

Como rey y reina posaron Ingrid Rivero y Alehmet Gokan Bulak para tener un recuerdo de su fiesta de boda. - Foto: Mario Hernández Jr. / Cortesía

Como rey y reina posaron Ingrid Rivero y Alehmet Gokan Bulak para tener un recuerdo de su fiesta de boda. – Foto: Mario Hernández Jr. / Cortesía

Cada ocasión merece lo mejor, por esto hay que tener muy en cuenta que al elegir la agrupación esta brinde un espectáculo que complazca en cada contexto.

La música tiene itinerario

Hay momentos específicos de la boda que necesitan un cuidado especial en cuanto a su música.

– Ceremonia: música instrumental, suave, preferiblemente música clásica tocada en vivo.

– Recepción: es acertado poner música suave, pero con un tono más animado, que invite a la conversación, a que los invitados se ubiquen en sus puestos.

Muy divertidos lucieron Carolina Álvarez, Germán Prieto, así como los invitados a su boda. Es evidente que la pasaron excelente. - Foto: Luis Soto / Cortesía

Muy divertidos lucieron Carolina Álvarez, Germán Prieto, así como los invitados a su boda. Es evidente que la pasaron excelente. – Foto: Luis Soto / Cortesía

– Comida: debe ser música para relajarse, un acompañamiento sencillo, nada complejo, pero las melodías deben estar ahí, llevando el hilo de la celebración.

– Fiesta: energía total, es el momento para bajarse de los tacones y darle rienda suelta a la alegría, música que guste a los novios y a los invitados, eso es clave.

La música es integral

Es errado pensar que la música solo acompaña los momentos de fiesta y baile, las melodías van más allá y deben rodear todos los ambientes y los escenarios de la celebración. Uno de esos escenarios es el que ocupa la música de ambientación, la cual se recomienda tener en vivo durante el evento.

Para el director de Los Camargo Orquesta, Luis Eduardo Camargo, la importancia de la ambientación radica en que “ofrece una atmósfera completa para momentos íntimos de la boda como, por ejemplo, para las sesiones de fotos o para darles el espacio a los invitados que conversen y se genere un ambiente de camaradería. Claro está, la orquesta seleccionada debe ser versátil y saber qué pide cada momento de la celebración, eso solo lo pueden hacer músicos verdaderamente profesionales”.

Desbordantes de alegría disfrutaron de su fiesta de bodas Mauricio Muñoz y Juliana Ibáñez; el color y el entusiasmo se robaron las miradas. - Foto: Luis Soto / Cortesía

Desbordantes de alegría disfrutaron de su fiesta de bodas Mauricio Muñoz y Juliana Ibáñez; el color y el entusiasmo se robaron las miradas. – Foto: Luis Soto / Cortesía

Que no lo tomen fuera de nota

Algunas recomendaciones que pueden seguir los novios para que su fiesta sea la mejor de todas.

– Lleguen a un acuerdo sobre cuál ritmo musical debe imperar en la celebración, así podrán sumarlo a la temática de la boda y todo se verá armónico.

– Dele a la música la importancia que merece, pues es uno de los aspectos más relevantes y el que más disfrutan los invitados.

– Que no les sobre alegría. Este es un momento para dejarse llevar por el regocijo de estar juntos, viva ese momento intensamente.

– El profesionalismo es un invitado de honor, pues un grupo ‘improvisado’ puede llevarlo a un mal momento y probablemente queden insatisfechos.

– Siempre novedosos. La búsqueda constante de nuevas y mejores maneras de hacer una fiesta lo llevarán a crear una atmósfera que todos disfrutarán.

Los músicos no pueden ‘desentonar’ con el estilo de la fiesta, por eso es necesario pactar con anticipación el vestuario que lucirán durante la celebración. Las sorpresas desagradables pueden evitarse si hay buena organización.

Los músicos con larga trayectoria en la ciudad coinciden que la tendencia actual en las bodas es que la música siempre se toque en vivo, lo que le imprime un sabor diferente a la celebración.

La música no es ajena a la evolución que ha tenido cada momento del matrimonio. Por eso, pregúntele a los expertos qué ritmos y ambientes se imponen, así hará de su fiesta de bodas un inolvidable encuentro de música y diversión.

Los novios deben crear un Playlist, así estarán completamente satisfechos con la música de su boda, es decir, hacer el listado de las canciones que se escucharán durante la boda, pues la música también tiene un protocolo.

Siempre hay que procurar escuchar antes a la orquesta que se piensa contratar para la boda, así se evitarán malos entendidos el día del matrimonio.

Síguenos en Facebook

Edición impresa