Select Page

La suave ‘tentación’ de la boda

La suave ‘tentación’ de la boda

Hoy en día decidir cuál es el sabor más indicado para el pastel de bodas puede resultar una tarea menos complicada e incluso divertida, pues la rigidez que caracterizaba dicha elección pasó a la historia y, ahora, la innovación hace parte de la carta de sabores, texturas y estilo de decoración.
Sin embargo, como lo afirma la experta en pastelería matrimonial y empresaria del sector, Bibiana Peña, “el clásico pastel ne-gro envinado continúa vigente, por su exquisita masa, compuesta por una sinfonía de frutas maceradas en vinos tintos y acompañadas de deliciosos frutos secos”.
Hoy día la selección del ponqué es compartida entre las mamás de los novios y estos, punto que le puede aportar un toque de frescura y modernidad a la elección, pues la pareja tendrá en cuenta muchos más factores.

Aunque el ponqué negro envinado es aún invitado especial de las bodas, sabores y combinaciones innovadoras toman un especial favoritismo a la hora del festejo matrimonial.

Abdiel Céspedes

La cubierta, el toque de elegancia
Así como el sabor debe escogerse con sumo cuidado, el fondant (recubrimiento) también, pues le da el toque de elegancia al ponqué. Las cubiertas de masmelo, fondant de chocolate o betún de chocolate son apetecidas, eso sí, teniendo en cuenta la hora y el lugar donde se lleve a cabo la recepción.
Aún tienen vigencia el uso de figuras alegóricas a los pasatiempos de los novios o figuras que evocan momentos inolvidables de la pareja, elaboradas en azúcar o porcelana fría. Sin embargo, los tradicionales arreglos de flores naturales o flores de pastillaje no pasan de moda, generalmente, en combinaciones de blanco y beige.

Tips para escoger el ideal
– Tenga en cuenta la hora y ambiente del sitio de la recepción.
– Haga una degustación previa de los ponqués o pasteles.
– El color y diseño deben estar en sincronía con la decoración del salón y, en algunos casos, con el mantel o las servilletas.
– Una libra de ponqué alcanza aproximadamente para 25 a 30 porciones.
– Si son pocos invitados y quieren un ponqué grande se harán pisos falsos.
– Ofrezca sabores menos elaborados a los más jóvenes y más tradicionales, a los mayores.
– El ponqué hace parte de la buena imagen del festejo matrimonial. David Navarro Ponqué

Síguenos en Facebook

Edición impresa