Select Page

El ‘plato’ dulce de la celebración

El ‘plato’ dulce de la celebración
Mini cupcakes y galletas dulces pueden ser una opción para combinar la decoración con el plato dulce de la fiesta.

Mini cupcakes y galletas dulces pueden ser una opción para combinar la decoración con el plato dulce de la fiesta.

Hay un momento especial en toda boda, algo que desde hace mucho tiempo es un ritual y que identifica este tipo de celebraciones. Pero más allá de un trozo de pastel hay un significado, la dulzura del momento que sella el compromiso.

La vigencia de este momento se debate entre lo moderno y lo tradicional. Existen nuevas maneras de darle un giro a esta parte de la celebración, como también continúa manteniendo su vigencia la sobria y elegante ceremonia tradicional.

Bien sea como acompañamiento del ponqué o como postre central, los bombones son una opción novedosa y atractiva.

Bien sea como acompañamiento del ponqué o como postre central, los bombones son una opción novedosa y atractiva.

Así como existen decoraciones, formas, colores y miles de maneras de hacer de una boda un festejo inolvidable, hay también cientos de estrategias para hacer de un ponqué, un postre o un cupcake, un detalle simple, pero maravilloso.

Hay imágenes mentales que siempre nos vienen a la mente cuando se nombran ciertas situaciones, particularmente las bodas siempre están conectadas con la idea de un gran ponqué que se comparte para celebrar la unión de una pareja. Bueno, pues esa imagen se mantiene. Aunque cambien los estilos, la raíz es la misma. Así lo asegura Fernando Cerón, propietario de una tradicional pastelería de la ciu- Hay un momento especial en toda boda, algo que desde hace mucho tiempo es un ritual y que identifica este tipo de celebraciones. Pero más allá de un trozo de pastel hay un significado, la dulzura del momento que sella el compromiso. dad, quien afirma que “siempre estará de ‘moda’ el ponqué de vino, aunque también hay combinaciones en sabores que son opciones interesantes para dar juego al momento de acertar con los gustos de los invitados, hay algunos ponqués de frutas, ciruelas y nueces”.

Lo moderno y lo tradicional se llevan muy bien, una gran mesa de postre y el siempre elegante ponqué.

Lo moderno y lo tradicional se llevan muy bien, una gran mesa de postre y el siempre elegante ponqué.

Pero así como la tradición mantiene su vigencia, el toque moderno es clave y preciso, pues ofrece un mundo de opciones que le da a este ‘ritual’ un toque de clase y excentricidad. Colombinas de postre, mesas de postre y bienvenida, todas estas opciones vinculan el ponqué o el postre con la decoración de la fiesta, decoraciones que cada vez son más temáticas y llamativas.

Foto: Mauricio Olaya / Suministrada - Todo lució perfecto el día de la boda de Carlos Andrés Ibáñez y Sandra Morales.

Foto: Mauricio Olaya / Suministrada – Todo lució perfecto el día de la boda de Carlos Andrés Ibáñez y Sandra Morales.

Angélica María Álvarez es parte de una nueva generación de creadoras de momentos especiales, ella se dedica a lograr desde lo tradicional hasta nuevas maneras de celebrar alrededor del dulce.

Ella considera que “como todo en las bodas es cuestión de gustos, hay novias que siempre preferirán lo tradicional, el ponqué de tres pisos, blanco y con sus adornos; pero hay tendencias que se están marcando y que han gustado mucho, por ejemplo, el bufet de postres para que la gente pruebe varios sabores y texturas, están también las colombinas de ponqué que son muy prácticas al momento de servir, las condiciones siguen siendo las mismas, observar el presupuesto y saber orientar el gusto”.

Lo que se impone

– Ángela María Álvarez: pensar creativamente está imponiéndose en las bodas, bien sea con un clásico ponqué de chocolate decorado con la temática de la fiesta o también combinar, tener una mesa de bienvenida con postres, mini tartaletas o colombinas de postre.

– Fernando Cerón: el pastillaje a base de azúcar, glucosa y gelatina sin sabor, en color beige y combinaciones de dos colores para jugar con la decoración de la fiesta. Flores naturales, como el lirio o las margaritas, para adornar el ponqué.

El cupcake que se estaba viendo el año pasado en las bodas ha perdido un poco de vigencia y ya no está tan de moda para la celebración de matrimonios

Síguenos en Facebook

Edición impresa