Select Page

El menú, que no desentone en la recepción

El menú, que no desentone en la recepción
Fotos: Bibiana Peña Blanco / Suministrada

Fotos: Bibiana Peña Blanco / Suministrada

Revista Novias Abril 2013_Página_57_Imagen_0007El menú es el baluarte en la fiesta de recepción. Por eso es vital que la pareja sepa escoger bien lo que se va a cenar en ese gran acontecimiento con el fin de dejar  un buen sabor entre los invitados.

Innovar es bueno, más aún hoy en día, que hay una gran oferta en materia de atención de eventos. Sin embargo, en una boda es mejor no arriesgarse con los  sabores y texturas o con el efecto visual ofrecido, aun cuando sea deslumbrante. El menú no solo debe depender del gusto personal de los novios o del  presupuesto que se tiene, ya que es necesario tener en cuenta que dentro de los comensales puede existir un grupo variado de personas, que dependiendo de la edad o hábitos alimenticios, se inclinarán por unos alimentos y rechazarán los otros. Platos llenos de comida devueltos a la cocina resulta muy desalentador. “Vale la pena poder degustar el plato que se va a servir mínimo un mes antes del evento y concretar el servicio con suma seriedad, ojalá por escrito, fiándonos de las referencias del lugar en donde nos presten el servicio de que el plato que degustamos y elegimos así será servido el día de la fiesta, para evitar sorpresas  desagradables”, expresa Bibiana Peña Blanco, propietaria de una empresa que prepara comida y organiza fiestas de boda.

Lo que no se debe hacer
Al escoger el menú que se servirá en la fiesta de recepción de la boda es indispensable tener en cuenta algunos detalles para no desentonar. La experta en organización de eventos, Bibiana Peña Blanco, explica lo que no se debe hacer y así evitar un mal sabor de boca luego de la recepción.
– Para grupos de más de 30 personas evite los platos a la plancha. Para una cocción adecuada y una sensación agradable de frescura y recién parrillado sería necesario tener un óptimo equipo de parrilla en el lugar para que el paso de los platos al comedor no se retrase por el orden de salida. Aquí se cae en el error de recalentar al momento de servir, lo que además le da a las carnes una apariencia de resequedad.
– La comida debe ser rica, pero dosificada en cuanto a cantidades y valor nutricional. Por pretender quedar bien no es recomendable dar unas cantidades  inapropiadas, pensando que la gente va a quedar con hambre, más si se tiene en cuenta que nadie querrá ir a una fiesta para quedar muy lleno y menos con alimentos que produzcan pesadez.

Revista Novias Abril 2013_Página_57_Imagen_0004

Foto: Festejos Bautista / Suministrada

Lo que está de moda
Al escoger la temática de la fiesta y, por supuesto, de la comida, son muchas las opciones que existen. Todo depende, en gran medida, de los gustos de los novios y de la región de donde sean oriundos. Estas son las sugerencias de Bibiana Peña Blanco.
– Autóctono. La gente se inclina por lo típico de la región y del país donde se realice la boda. Si es en la costa se utiliza la comida caribeña, si es en  Santander comida oriunda de la zona; en los llanos, carnes asadas con su característico estilo llanero y así con el resto de regiones de Colombia.
– Tradicional. Los platos estilo banquete aún continúan vigentes, sobre todo aquellos compuestos por una o dos carnes, una ensalada y un acompañamiento.
– Nuevos sabores. Algunos más modernos, sofisticados tal vez, se inclinan por la comida fusión tan de moda en este tiempo.

Teniendo en cuenta la temática de la fiesta es muy importante que el menú para la recepción sea preparado con antelación.

Síguenos en Facebook

Edición impresa