Select Page

El menú bioenergético, una ‘unión’ saludable

El menú bioenergético, una ‘unión’ saludable

La comida light es la última tendencia en los matrimonios modernos. Ensaladas que incluyen proteína sin grasa, verduras salteadas en aceite de oliva o al wok, harinas y una vinagreta de hierbas aromáticas, es una opción que por estos días se disfruta en las bodas.

Con el boom de la comida ligth, las preparaciones bioenergéticas entraron en el plato principal de los menús matrimoniales, como una opción saludable y deliciosa.
Además de ofrecer un agradable menú, ahora los expertos en cocina y organización de eventos sugieren menús balanceados, sin alejarse de las exquisiteces y, por supuesto, guardando el glamour y la etiqueta, para complacer a novios e invitados.
Ensaladas que incluyen proteína (res, pollo o pescado), verduras salteadas en aceite de oliva o al wok, harinas y una vinagreta de hierbas aromáticas, hacen parte de las nuevas tendencias culinarias para los matrimonios de la onda ligth.
Hay una gran variedad de preparaciones y nada detiene la creatividad de los chef al preparar una deliciosa ensalada, que tiene como habituales ingredientes a los camarones, langostinos, zetas o champiñones, tomates cherrys, lechugas batavias multicolor y uno que otro chip retorcido de plátano o de cebolla puerro, entre muchas opciones.

Sin título-1

Tradición e innovación conjugan sabores
Para los más tradicionales, los platos preparados con dos carnes (res, cerdo, pollo u otras aves o pescados), bañadas en salsa o envueltas en tocineta, hacen parte de las preferencias en las bodas. El lomo fino, por ser una carne madura, tiene una contextura suave, y sigue siendo protagonista en las
recepciones matrimoniales. La proteína tiene como pareja de lujo a los purés, que todavía son un gran acompañamiento en los platos. Los hay de todos los sabores, colores y texturas: de arveja, papa criolla, zapallo, berenjena, guisantes y calabacín, que aparecen como los preferidos.
Una ensalada de frutas o vegetales cierra con mucho sabor
y colorido la terna que compone el plato fuerte.

Plato fuerte con dos proteínas, una harina y ensalada
Plato compuesto de pernil de pollo deshuesado y relleno de melocotón y una reducción de agraz (bayas silvestres), acompañado de un risotto de remolacha y una ensalada Trinitarios, elaborada con tomate cherry o bebé, aritos de cebolla, queso costeño, con aderezo de vinagreta de guayaba y decorada con chips de puerro. Es un plato muy balanceado.

Una tartaleta de frutas confitadas con azúcar y acompañada con helado, es un postre ideal para complementar un plato fuerte. Esta delicia debe ser ligera y fácil de digerir.
tartaleta de frutas

Síguenos en Facebook

Edición impresa