Select Page

El ‘flash’ del amor

El ‘flash’ del amor

Después de la solemnidad de la ceremonia, la hora de la celebración ha llegado. Pero antes del brindis, el baile, la comida y ‘la hora loca’, una sesión de fotografía solo para los novios es un espacio íntimo entre los nuevos esposos y su fotógrafo personal.

Freddy Bolívar y Jénnifer Gómez posaron sonrientes y expontáneos para la cámara el día de su boda. Fotos: Gúmer Báez / Cortesía.

Freddy Bolívar y Jénnifer Gómez posaron sonrientes y expontáneos para la cámara el día de su boda. Fotos: Gúmer Báez / Cortesía.

Después del “sí” de los novios, familiares y amigos comienzan su traslado al sitio de recepción del matrimonio, en donde son recibidos con un coctel suave o una refrescante bebida que servirán como ambientación para ubicar a cada uno de los invitados en las mesas asignadas por la wedding planner.

Esta transición entre la ceremonia de matrimonio y la recepción es ideal para tomarte fotos formales con tu pareja, antes de entrar de lleno al festejo, aprovechando los escenarios preparados para la celebración y la arquitectura del lugar elegido para la fiesta.
“El objetivo de este estudio es que los recién casados tengan un recuerdo único como pareja: de cómo están vestidos, del entorno que han elegido para compartir sus primeros momentos como esposos y, también, aprovechar ese ambiente romántico que se preparó para la boda”, afirma Abdiel Céspedes, fotógrafo especializado en bodas.

La ambientación
Son escenografías adaptadas con flores, velos, faroles, marcos antiguos, decoración vintage, prados con un verde intenso, titilantes luces y luminosos letreros en los que la palabra amor (love) hace parte de la decoración. Estos elementos son los más adecuados para que el fotógrafo capture unas imágenes frescas y muy románticas.

“Como fotógrafo, aprovecho la escenografía o el lugar de la recepción y la iluminación ambiente. Lo que nos brinda la propia naturaleza de estos lugares me permite crear toda una atmósfera romántica, para resaltar los detalles que hacen que el evento sea maravilloso y exclusivo”, ratifica este reconocido fotógrafo.

Con una vista espectacular, Yenny Higuita y Óscar González aprovecharon unos minutos para tomarse esta foto.

Con una vista espectacular, Yenny Higuita y Óscar González aprovecharon unos minutos para tomarse esta foto.

En muchos casos, ya en la celebración, tanto la novia como el novio prefieren vestir ropa más cómoda; incluso, el paso de las horas, en algunos casos, termina por arruinar el maquillaje, el peinado y la mejor pinta. Por eso, esta secuencia de imágenes será un recuerdo imborrable de lo que fue una gran celebración.

Este estudio prefiesta dura entre media a una hora, aunque también depende del tiempo de espera para dar inicio a la recepción programada por la wedding planner.

Síguenos en Facebook

Edición impresa