Select Page

El brillante emblema del compromiso

El brillante emblema del compromiso
Anillo solitario de dama en oro blanco de 18 quilates y paladium con diamante central, pequeñas incrustaciones en chispas de diamante que terminan en degradé. - Joyería Caracas

Anillo solitario de dama en oro blanco de 18 quilates y paladium con diamante central, pequeñas incrustaciones en chispas de diamante que terminan en degradé. – Joyería Caracas

Los símbolos hacen parte de nuestra vida diaria y han configurado la visión que tenemos sobre el mundo que nos rodea. Tenemos señales para saber por dónde vamos, símbolos que nos indican qué caminos seguir y dan significado a situaciones cotidianas.

Pero hay un símbolo que se ha convertido tan universal que ha sido capaz de condensar un proyecto de vida. Y es que en una argolla, redonda y pequeña, es posible entrever el futuro, no porque tenga los mismos poderes de un oráculo o una bola de cristal, tal vez lo sea porque represente un cambio de vida, porque al entregarlo se sella un compromiso.

Es desde esa necesidad humana de compartir la vida que un anillo cobra significado, cobra un sentido más brillante, donde resplandecen el cúmulo de sensaciones y fuerzas que se le apoyan y determinan al objeto.

Tendencias

Argolla en oro blanco de 18 quilates mediacaña lisa, la envuelve un canal en bajo relieve con incrustaciones en diamante. La acompaña una argolla plana maciza en oro de 18 quilates blanco y amarillo, matizada, lisa y acanalada con una trenza estilo onda alrededor de la argolla. - Joyería Caracas

Argolla en oro blanco de 18 quilates mediacaña lisa, la envuelve un canal en bajo relieve con incrustaciones en diamante. La acompaña una argolla plana maciza en oro de 18 quilates blanco y amarillo, matizada, lisa y acanalada con una trenza estilo onda alrededor de la argolla. – Joyería Caracas

Para Mercedes Pinzón, administradora de una joyería de la ciudad, la pauta en joyería para bodas la marca el oro blanco. “Este sigue en vigencia, cada vez más de moda, pues representa más seguridad y confianza para las personas. Para el anillo de compromiso los diamantes seguirán siendo la mejor elección, en las argollas de las mujeres acabados con diamantes son adecuados y muy pedidos, pero en el hombre sigue la tendencia de que sea solo lisa”.

Algo también está claro, si tanto significado representa esta joya, hay que procurar que sea igualmente especial, única, que esa belleza que irradie deslumbre para siempre.

Esa es precisamente la tarea en la que se han especializado algunas joyerías de la ciudad: crear momentos a partir de este ‘brillo’ que se hace joya y compromiso.

Es por esto que Juan Pablo Reyes Aristizábal, gerente de otra joyería de la ciudad, afirma que “los novios buscan lo tradicional, el oro blanco se impone, pero sigue teniendo sus seguidores el oro amarillo. La gente se ha volcado a lo minimalista, lo sencillo, nada recargado y eso marca tendencia actualmente”.

“Se impondrá, próximamente, el platino como material, este elemento es más valioso que el oro y seguramente lo pedirán mucho”, asegura Mercedes Pinzón.

Síguenos en Facebook

Edición impresa