Select Page

Cuando las bebidas son parte del espectáculo

Cuando las bebidas son parte del espectáculo
Espectáculo de coctelería.

Espectáculo de coctelería.

De a poco, un invitado a la fiesta se fue volviendo protagonista. Las bebidas, más allá de ser acompañantes durante la noche, ahora pueden tener un papel principal.

Todo en las bodas evoluciona. Las celebraciones ya no son las mismas, cambió la música, el vestuario ya no es el de hace unos años, todo cambió, hasta la forma tan ceremonial de asumir las bodas. Por eso, ya era hora que la bebida, algo que nunca falta en la celebración de la boda, se renovara un poco y, como todo en este siglo, formara parte de un show.

Desde malabares hasta preparaciones innovadoras, el espectáculo de coctelería puede ser una buena manera de romper el hielo e invitar a los asistentes a sentirse en un espacio de festejo. Hacer cocteles no es poner un poquito de esto en aquello, es todo un arte que exige preparación, gusto y mucha experiencia, pues los invitados esperan un volcán de sabores en cada trago.

 

Fotos: Suministradas por 11:11 Party Time

Fotos: Suministradas por 11:11 Party Time

Lo que se impone

Si es una decisión tomada y se quiere recurrir a este show hay que decidir entre dos opciones.

Una de ellas es la del Flyer Bartender, que consiste en el espectáculo de hacer malabarismo con botellas, frutas y accesorios de la barra de cocteles. Este es un recurso vistoso y llamativo que conectará a los asistentes por su esencia festiva y arriesgada.

La otra opción es realizar un juego de cocteles que combine con la fiesta, para eso se necesita una persona que sepa de mixología, pues son los que pueden crear originales mezclas para todos los gustos.

Foto: Frank Bayona / Cortesía - Rubén Madiedo preparando un coctel flameado.

Foto: Frank Bayona / Cortesía – Rubén Madiedo preparando un coctel flameado.

El administrador de un bar de la ciudad y diseñador de programas de bebidas para bares, discotecas y eventos, Rubén Darío Madiedo, considera que “lo más importante es que si se quiere tener coctelería en la boda, esta no sea un tema aparte, lo que se puede hacer es vincular estas nuevas propuestas con licor a los colores de la fiesta a la temática que se trabajó y que sea un complemento, más que un show aislado”.

Perder el miedo

Hay licores que con el tiempo se han convertido en insignias de las bodas, es el caso del whisky. Pero hay que aventurarse a probar nuevas alternativas.

Rubén Madiedo cree que “hay que abrir un poco más el espectro y probar el tequila como acompañamiento, pero no en copas pequeñas con sal y limón como se toma normalmente, hacerlo con un poco de agua tónica, hielo, en vasos, pues este es un licor de un sabor muy delicioso y menos complejo para combinar que otros”.

¿Cocteles moleculares?

Esta es una nueva manera de presentar cocteles. Consiste en manipular estados de la materia para crear nuevos cocteles, con innovadores sabores, texturas y efectos visuales.

Para Rubén Madiedo, esta técnica “es sumamente vistosa, pues se pueden crear, por ejemplo, pequeñas bolitas de gel a base de licor. Funciona bien para la decoración, no como show de preparación. Son muchas las cosas que se pueden hacer, como espumas o gel, pero durante la realización se pierde un poco el sabor original del licor, esa sería una de sus desventajas”.

Síguenos en Facebook

Edición impresa