Select Page

Almuerzo o cena, dos momentos diferentes para celebrar

Almuerzo o cena, dos momentos diferentes para celebrar
Cortesía: La Venta Hostal Lomo de res o cerdo en salsa de ciruelas o agridulce para la cena de bodas.

Cortesía: La Venta Hostal – Lomo de res o cerdo en salsa de ciruelas o agridulce para la cena de bodas.

Si bien es cierto que la decoración y ese toque de elegancia que se resalta en la boda tanto en la iglesia como en el salón de la recepción juegan un papel preponderante durante la celebración, con el menú ocurre lo mismo.

Dependiendo de la época del año, el tema de la boda, la hora y lugar de la ceremonia, el presupuesto y el perfil de los invitados, se elige el menú a ofrecer en la fiesta.

Por lo general, un menú completo consta de brindis, entrada, plato fuerte, postre, quesos y ponqué de novia. Los ingredientes se seleccionan acorde a los requerimientos de los novios que quieren agasajar a sus invitados con las mejores viandas.

Si la boda es a mediodía un buen plato para el almuerzo puede estar integrado por variados ingredientes que permiten disfrutar de un completo menú tanto para los novios como invitados. Jorge Cortissoz Cabrera, propietario de un centro de eventos, hace los siguientes aportes.

1. Cuando se sirve un menú con entrada se puede elegir un cóctel de camarones, champiñones gratinados, palmitos de cangrejo, tostadas de pollo, seviche de pescado o camarones, mousse de pescado, tortillas españolas, entre otras opciones. Algunas veces se reemplaza la entrada por una selección de frutas frescas.

2. Para el plato fuerte, servido a la mesa, se pueden combinar dos o tres proteínas entre carnes de cerdo, de res, pollo, pescado acompañados de salsas para la ocasión; el acompañamiento escogido la mayoría de las veces es papa preparada de diferentes maneras: triangulares al tomillo, a las finas hierbas, gratinadas, postizas, rellenas de queso, papa pera o puré gratinado. Los arroces cocinados con diferentes mezclas son también un acompañamiento perfecto para este plato principal; la variedad de ensaladas frías: waldorf, italiana, de frutas, o verduras mixtas salteadas calientes llenan los platos de color y son un regalo para el paladar.

3. Como postres se recomienda torta de queso con salsa de mora, crepes suzette; mousse de chocolate, de fresa, maracuyá o guanábana, entre otras múltiples variedades. El postre se puede reemplazar por el ponqué de novia, servido con una copa de champán.

Por el contrario, si la boda se realiza en horas de la noche, el menú cambia por completo, pues lo más aconsejable es que la cena sea ligera y no muy pesada debido a la hora. En este caso, Paola Cely, administradora de un salón de eventos y fiestas de Bucaramanga, recomienda que el plato fuerte no tenga más de dos carnes.

1. Para la noche y dependiendo de la hora de la boda, la entrada puede ser medallones de pollo, tomates rellenos con camarones, scalos ahumados con polvo de chorizo, pimentones con langostinos o espárragos.

2. El plato fuerte como tal puede estar integrado por un filet mignon en salsa de champiñones, miñón de pollo, róbalo en salsa de mariscos, salmón ahumado o medallones de pollo. Lo anterior debe ir acompañado de ensalada y papa en diferentes presentaciones.

3. Como postre puede ser el ponqué de novia.

Síguenos en Facebook

Edición impresa