Select Page

Matrimonio sin hijos, una nueva generación

Matrimonio sin hijos, una nueva generación

Históricamente muchas culturas han considerado a los hijos como el pilar fundamental de un hogar. No obstante, las nuevas generaciones han optado  por una vida en pareja sin hijos, pues de esta manera podrán centrarse en aspectos que consideran más importante para su crecimiento personal y laboral. Revista Novias habló con la especialista en Terapia familiar y de pareja, Claudia Patricia Lozano (residente en Bucaramanga), quien explica algunas razones por las que este comportamiento se ha vuelto tendencia.

Cuando se habla de naturaleza femenina, la mayoría de personas lo relaciona con la cualidad de dar vida, es decir, ser madres. Hasta hace algunos años se consideraba que una mujer era ‘completa’ cuando ya había formado un hogar con hijos, pero esto ha cambiado con el paso de los años. Actualmente, un gran porcentaje del género femenino en el mundo se inclina por la vinculación a otras actividades que en las últimas décadas ya no son exclusivas de los hombres, tales como estudiar, ascender laboralmente, gerenciar y viajar.

Según explica la especialista, estos planes hacen que la mayoría de mujeres no piense en tener una pareja estable para la convivencia diaria. Sin embargo, cuando ellas creen haber encontrado a la pareja ideal deciden casarse siendo jóvenes, es desde ese momento cuando asumen vivir esta etapa de la vida sin hijos, ya que sus prioridades siguen siendo expandirse profesionalmente y conocer otros lugares que les permitan fortalecer su relación.

Todo lo anterior amerita un gasto económico que debe cubrir la joven pareja, y es esta otra de las razones por las que decide no tener hijos. La crianza implica inversión económica en aspectos educativos, personales y recreativos, que le permitan al niño tener un sano crecimiento. Para ello, también es necesario la inversión de tiempo, es decir, contar con el acompañamiento y apoyo del padre y la madre. Con los años, las responsabilidades que acarrea un hijo serían mayores, sobre todo cuando llegan a la etapa de adolescencia, añade la terapeuta.

Esos son algunos de los motivos, agrega la especialista, por los que muchas parejas no se sienten preparadas ni económica ni moralmente para afrontar esta nueva etapa de vida juntos. El pensamiento de las nuevas generaciones ha cambiado, por eso ven la vida de otra forma y con otras prioridades.

Andrea Monsalve y Sergio Pulido son una pareja de jóvenes que no quiere tener hijos. “Es una responsabilidad muy grande que no queremos asumir, estamos bien así, nuestro trabajo nos mantiene viajando y con hijos no podríamos hacerlo libremente. Algunos amigos nos dicen que deberíamos tener hijos para no estar solos, pero nosotros sabemos que nos tenemos el uno al otro”, afirma Andrea, quien ya lleva cinco años de matrimonio.

Aunque la decisión de no conformar un hogar con hijos le compete solo a la pareja, la familia de cada uno sí juega un papel importante en este aspecto, pues contar con su apoyo es crucial para la armonía familiar, agrega esta pareja.

Es importante resaltar que, “este es un fenómeno o una tendencia de las parejas entre 25 y 39 años que optan por no tener hijos a favor de una mayor independencia económica, desarrollo profesional y tiempo disponible para actividades de ocio”, comenta la especialista.

Según un sondeo realizado por la Universidad de La Sabana en 2017, seis de cada 10 colombianos no quieren ni planean tener hijos en un futuro, sin embargo, hay quienes aún no se deciden y ven como opción tener uno o dos hijos según como se vayan dando las distintas situaciones en su vida laboral, personal y amorosa.

Por: DANYTH FANDIÑO

Comentarios

Síguenos en Facebook

Edición impresa