Select Page

El lugar soñado para el amor

El lugar soñado para el amor

Un lugar mágico y lleno de encanto. Así debe ser el destino de la luna de miel, la idea es que la pareja de esposos encuentre en este escenario todo lo necesario para pasar unos días inolvidables y empezar este nuevo camino juntos.

“Para Nosotros, como agentes, que nos hemos especializado en viajes de bodas, el principal objetivo es cumplirle al cliente sus expectativas de ir a un viaje soñado, que los llene a los dos con todas las comodidades”, explica William Ricardo Díaz Camacho, gerente general de una empresa promotora de turismo.

Para cumplir este sueño se ofrecen diferentes destinos nacionales e internaciones dependiendo de las preferencias y presupuesto de los novios.

“La mayoría de los novios prefieren playa, nosotros manejamos destinos en el Caribe. En Colombia los sitios que más prefieren en este momento son Barú, Providencia, San Andrés, Isla Palma, Punta Faro y Cartagena. Internacionalmente, lo que más vendemos es Cancún y Rivera Maya, Los Cabos, Punta Cana, Jamaica, Aruba y Curacao, entre otros.

De igual forma, para los clientes que no les gusta la playa tenemos otras opciones como Suramérica: Buenos Aires y Las Cataratas de Iguazú. También tenemos cruceros por las Islas Griegas o Europa, viaje a Polinesia o Bora Bora”, explica este empresario del turismo.

Descanso y relajación

Una de las principales características que buscan los novios en el destino de luna de miel es alejarse de todo y de todos, así como el trato súper especial.

“Lo más recomendado es que adquieran un plan con hotel todo incluido, que tengan servicio de luna de miel en el que pueden disfrutar de beneficios como servicio de habitación, champaña, pétalos, chocolates, una buena suite y, adicionalmente, buscar un hotel que les proporcione descanso y relax. También es importante que los hoteles tengan spa”, dice este experto en turismo.

Sin contratiempos

El lugar para pasar esos días de amor y descanso debe ser escogido con varios meses de anterioridad, dependiendo de su ubicación.

“Si el lugar de destino es internacional se recomienda hacer su reserva con tres o cuatro meses, y si es nacional, con dos meses.

Con bastante anterioridad se consiguen mejores precios y, además, si el destino requiere visa también demanda tiempo para hacer todos los trámites”.

Recuerde...

– Tener claro el presupuesto para el viaje.

– Asesorarse de los expertos.

– Seleccionar un destino, ojalá que ninguno de los conozca y que cumpla con las expectativas de ambos.

– Realizar la reserva con tiempo.

Lo mejor durante la luna de mil es no preocuparse por nada y disfrutar plenamente del amor y el descanso.

Síguenos en Facebook

Edición impresa