abr 26, 2013

Enviado en Spa

Piel y cuerpo de porcelana

Así como el vestido, el lugar y la comida se escogen con tiempo, así debe hacerse con los tratamientos para el cuerpo y la relajación.

Tanto el novio como la novia deben sacar un espacio para consentirse, dejarse guiar por los expertos y pasar un momento romántico, mientras reciben los mejores tratamientos corporales.

Contrario a lo que algunos piensan, los tratamientos previos a la boda deben comenzarse con tiempo, mínimo con tres meses de antelación.

“Un peeling corporal es un tratamiento que todos los novios se deberían hacer ya que devuelve a todo el cuerpo la textura perdida hace tiempo, consiguiendo más suavidad al tacto. Al igual, deben tener en cuenta unas sesiones de masaje o algún ritual spa, para relajar músculos y evitar tensiones”, comenta Gabriel Duarte, director de un spa- peluquería de la ciudad.

Además, los novios deben realizarse una limpieza facial profunda para garantizar una piel limpia, suave y saludable. Los expertos recomiendan que se haga 15 días antes para evitar reacciones o quietar los ‘rojos’ que pueden quedar en la piel.

Por su parte, Lucía Cadena Puello, fisioterapeuta especialista en estética facial y corporal, gerente General de un spa de la ciudad, sugiere tratamientos faciales que hidraten y rejuvenezcan la piel.

Se destacan el coctel de vitaminas, la hidratación profunda con colágeno y el rejuvenecimiento facial con I.P.L. Este último estimula la producción del propio colágeno y ayuda a aminorar las manchas faciales.

Tres meses previos a la boda es buen tiempo para bajar esos kilitos indeseados y para empezar un tratamiento de adelgazamiento.

Tendencias en relajación

Gabriel Duarte recomienda tres tratamientos relajantes:

– Vinoterapia: Luego de una exfoliación, se realizan masajes, envolturas, hidromasajes o baños en vino. Sus antioxidantes neutralizan los radicales libres, responsables de la oxidación de las células de la piel y el envejecimiento.

– Ritual de chocolate: Hidrata y tonifica la piel, tiene cualidades relajantes, un efecto anti-envejecimiento y reduce la resequedad de la piel. Además, psicológicamente es excelente porque activa las endorfinas y estimula la serotonina, elimina la fatiga, reanima y reconforta el cuerpo.

– Ritual ayurvédico: Se realiza con preparaciones de hierbas aromáticas y medicinales mezcladas con aceites esenciales, es una gran medicina para alivianar dolores musculares. Además, favorece la circulación, estimula y fortalece el sistema linfático, ilumina y oxigena la piel.

Para un cuerpo 10

Lucía Cadena Puello recomienda que la novia se realice tratamientos moldeadores y tonificadores como:

– Cavitación: Se hace a través de un aparato especializado, que rompe las estructuras de los adipositos, eliminando la grasa en zonas que son difíciles de penetrar mediante otros tratamientos.

– Drenaje linfático: Actúa en la estimulación del flujo linfático al realizar movimientos superficiales, suaves, en forma circular y con maniobras que actúan sobre el tejido conectivo laxo. Se caracteriza por un trabajo intensivo realizado en las zonas de los ganglios linfáticos.

– Presoterapia: Sirve para el drenaje y reducción de edemas, mejorando la circulación y la celulitis.

– Radiofrecuencia: Produce un calentamiento profundo que afecta la piel y tejido graso subcutáneo, el cual aumenta la circulación de la zona y contribuye a la formación de nuevo colágeno.